Discurso pronunciado por el

Excmo. Sr. D.Juan José López-Ibor Aliño

En el acto de su toma de posesión como académico de número de Real Academia de Doctores de España, el día 10 de diciembre de 2014. Madrid 2014

El trabajo que presentamos a continuación es para nosotros realmente especial. Se trata de la última aportación, dentro de su ingente labor divulgativa, del profesor Juan José López Ibor. Quizás su testamento psiquiátrico.

Con el profesor López Ibor siempre nos unió una excelente relación basada en el afecto y en el respeto. Desde aquel lejano año, 1977, en que tuve la fortuna de que aceptara formar parte del Tribunal que evaluó mi tesis doctoral, hasta las largas conversaciones mantenidas en el verano de 2014 con motivo de su importante participación en el Congreso Mundial de Psiquiatría celebrado en Madrid en septiembre de ese mismo año. Sus ideas y su desinteresada aportación fueron muy importantes y contribuyeron de forma significativa al gran éxito del congreso. En este ensayo sobre la importancia del lenguaje en la medicina, en constante evolución, los entrecruzamientos con los lenguajes entre las disciplinas que la integran son la norma. Surgen así nuevas lenguas y amalgamas que van borrando los límites de las que en cada momento conocemos y permiten superar conflictos de intereses, luchas de poder y guetos. La investigación científica ha de proporcionar no sólo resultados y datos para ser publicados o patentados, sino también en convertirse en el motor de cambios sociales perentorios, para los cuales es necesario romper barreras, destruir guetos, acabar con privilegios de disciplinas caducas y colaborar en el desarrollo de un nuevo lenguaje que, esperemos, sea más humano.

Juan José López Ibor propone recuperar en la cuna de los clásicos, «logos, razón y verbo, pensamiento y palabra», correr los velos que lo ocultan, dejando que los seres “sean lo que son” para que nadie pueda impones su verdad ni utilizar la palabra contra un semejante.

Ver discurso completo